Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

EL BUEN PUBLICISTA, una especie en extinción

"En las lindes de los suburbios, veo venir, las horas silenciosas, el eco de los personajes que se me han ido como papas fritas en las primeras horas del ocaso del Vermout y Curli y larri , pero no Manetti .Yo quiero un Magnuncidio ". Así se expresaba el publicista Aurelio Carcagarca desde la sellada habitación en el que las autoridades policiales lo depositaron, luego que quemara un televisor al ver las publicidades del Carrefour de España. Carcagarca había sido un prolífico hombre de los anuncios hasta que tuvo un traspié con el aviso de " Cafe La Chancha " spot del que hablaba todo el mundo pero nadie compró, un fenómeno similar al del Wiski añejo Doble V, que fracaso porque alguien había introducido subliminalmente imagenes de un culo. Estas tácticas utilizadas por la C.I.A. descriptas por Dorfman y desechadas por inútiles tampoco tuvieron que ver con la poca venta del producto. El Café "La Chancha " olia y sabia a culo. Esa es

ESPACIO PUBLICITARIO

MIRITO PICASON RESCATA DE LA RUINA A POLINYA Y AL GATO SIBARITA

Inevitablemente sus destinos tenían que cruzarse. Mirito Picason el artista inventor de la " parainterpintura " rescata para su ultima blasfemia a n uestros queridos y denostados poetas de plantilla: Amancio Polinya ex poeta bucólico a quien la vida de ciudad subsumió en el vicio, el crimen, la cárcel y la marginalidad y su inmediato sucesor: el gato sibarita, un bon vivant sumido en la crisis existencial luego de intentar recrear las experiencias de los poetas malditos con Absenta . Ambos genios transitan caminos disimiles . Polinya sobrevive de la caridad ajena escribiendo poemas en papel higiénico que utiliza alcoholizado. El Gato se ha dado a las malas lecturas en su confusión mental llegando a afirmar que "El secreto" es ahora su libro de cabecera. Cuando Mirito Picason nos llamo para que los juntáramos comprendimos que se iniciaba para ambos un nuevo giro hacia la autodestruccion . Y así fue. Frente a la iglesia de Sigtes dispuso La